Revitalización celular de los BioCeles.

Siguiendo con los experimentos con los BioCeles, quisimos comprobar que los BioCeles no solo aumentaban la energía celular de las plantas (ver el estudio sobre las plantas), sino que todas las células, sean del reino que sea ( Animalia, Plantae, Fungi, Protista y Monera) pueden ser influenciadas por la energía de los BioCeles.

En este caso, colocamos en dos recipientes esterilizados la misma cantidad de agua y de la misma fuente. Tomamos medidas y en uno de ellos colocamos los BioCeles. Los BioCeles, o circuitos oscilantes tienen la capacidad de modificar el agua, y en pocas horas observamos que el recipiente con los BioCeles desarrolla un gran número de burbujas. Para comprobar que no se debe a pequeñas imperfecciones del recipiente, empezamos de nuevo el experimento y volvemos a llenar los dos recipiente. De nuevo en pocas horas, el recipiente con los BioCeles, vuelve a desarrollar burbujas de aire en el agua, pero en este caso, las burbujas no coinciden con las aparecidas en la primera vez; por tanto descartamos las imperfecciones como causa de la aparición de burbujas.


Podríamos explicar esta curiosidad como la activación del agua por Kelea (un tipo de energía celular aparte del metabolismo de los alimentos y la fotosíntesis). Esto ya de por sí sería beneficioso para la vida que asimile este agua, y de todo apunta a la activación del agua dado que las mediciones nos indican que se ha volatilizado más agua en el recipiente con BioCeles que en recipiente de control (reduciendo cerca de un 5% más su peso).

Después de esto, añadimos material orgánico para su descomposición, lo dejamos 15 días y observamos. Y encontramos algunas diferencias significativas entre los dos recipientes.



Recipiente con BioCeles

Lo primero que vemos es que el recipiente con los BioCeles, ha desarrollado una mayor proliferación de vida microbiana. No solo en la cantidad, sino en el vigor de esta. Se observan mayor cantidad de filamentos y mayor longitud de estos. En el recipiente de control se observan pocos filamentos y de menor tamaño. En la imagen inferior se puede observar con mayor detalle.

Analizamos la superficie del agua. Y también tenemos unas diferencias interesantes. En la imagen inferior observamos cúmulos de desecho de la actividad enzimática facilmente visible. Sin duda, esta fotografía confirma lo anterior visto: el aumento la actividad microbiana, tanto en cantidad como en la actividad vital de estos organismos.


Decidimos llevar las muestras a que fuera revisado por una compañera bióloga especializada en microbiología. Según  los análisis de esta y sus apreciaciones personales. En el recipiente de control apenas encuentra elementos orgánicos. En cambio, en el recipiente con BioCeles, se encuentra una maraña orgánica (como confirmaban las imagenes anteriores), en las fotografías inferiores podemos observar un gran número de material orgánico, sobretodo de hongos.



Conclusión: Después de analizar el experimento, podríamos concluir que los BioCeles son capaces de aumentar el potencial vital de las células. Las células parecen adquirir una energía extra que les ayudará en sus procesos vitales. Como ya vimos en el experimento de las plantas al igual que en este, los organismos adquieren mayor resistencia a entornos más exigentes; se observa mayor capacidad de adaptación.

Lo que no queda claro es si esta energía es proporcionada por la producida directamente por los BioCeles a las células o si es através de la activación del agua con Kelea. No obstante, dado que los seres vivos están formados en gran parte de agua, parece que el resultado será igualmente positivo para la salud de quien se vea influenciado por los circuitos oscilantes o BioCeles.